Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 26 de marzo de 2012

madre te lo da

es que el alma es muy glotona
y madre te lo quita.

miércoles, 21 de marzo de 2012

little miss crush

maybe
stop healing that fast!

martes, 6 de marzo de 2012

it socks

burn me
El otro día recibí los calcetines reglamentarios de lana que nos envía anualmente la mamaíta. Esos que hacía como diez años que no nos enviaba. No sé en qué momento dejó de hacernos calcetines. Por alguna absurda razón pienso que el cáncer le quitó las ganas de hacer calcetines. El caso es que ahí los tenía, me los dio mi madre. Olían exactamente como huele la cocina de mi pueblo. Sé perfectamente cómo huele la cocina de Villagarcía: a hollín, y a chorizo, y, de alguna forma, a agua caliente. Les había cosido un billete de cincuenta euros dentro, como escondiéndolo. Era muy gracioso. Y olían tan fuerte que te picaban los ojos y todo, no sé si alguien puede imaginarse de lo que hablo. Picaba tanto en los ojos, el olor, y el calcetín derecho más largo que el izquierdo, y el billete de cincuenta euros, protegido con una servilleta de cuadritos (supongo que para que no se impregnase del olor), que no podías evitar ponerte a llorar, y pensar que eres un deshecho humano que, desde luego, no se merece unos calcetines.

domingo, 4 de marzo de 2012

you need help

(indeed)
3MSC
Cuando la cosa más romántica que se te ocurre es cambiarte de fila.