Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 1 de agosto de 2013

how to fall out love with you

(metáfora)
some happy items
Imagínate que tienes una preciosa flor roja. Y empieza a florecer, y es enorme. Y, un buen día, igual que en Alicia en el País de las Maravillas, la Reina de Corazones te exige que esa flor sea blanca. Las flores han de ser blancas. No deben existir, las flores rojas. Es más, no existen. Y tú te quedas mirando tu flor, roja, y lo único que se te ocurre es cerrarla, con tus manos, metiéndola de nuevo en su capullo, comprimiéndola y atándola precariamente con una goma. Y cada día te acercas a tu flor, asfixiada, y rezas para que sea blanca. Para que tus ojos te estuviesen engañando todas esas veces que te maravillaste de lo roja y brillante que era, y que, cuando la abras, sea de la única forma en que puede ser. Rezas, porque, en cualquiera de las dos situaciones, estás loco, pero en una no te cortan la cabeza.